El silencio

El silencio es un elemento utilizado para muchas cosas. En la música por ejemplo, puede ser casi un instrumento más para potenciar una canción. Así mismo, se debe guardar silencio para escuchar una canción, tanto para analizarla (defecto de cualquier persona que hace música), como para disfrutarla. Lo mismo ocurre si estamos frente a un lindo paisaje. Escuchar las olas del mar es simplemente lo máximo, o escuchar al viento golpeando árboles. Pero si no tenemos esa posibilidad, en un día lluvioso escuchar el agua cayendo puede ser increíble también.
Yendo a otros planos, hay ocasiones en que hay que romper el silencio, cuando se trata de decir lo que hay que decir, lo que no se puede callar por que no va con quienes somos, con nuestros principios, etc. Todo esto, siempre y cuando el concepto, las palabras se hayan pasado por un cedazo mental previamente, después de reflexionar, por que hablar “con la cabeza caliente” puede perjudicar a un “otro” o a nosotros mismos.
En mi caso, creo que en mi vida ha habido situaciones en las que debí hablar o en ocasiones gritar, pero callé y me arrepiento. Y también me ha pasado lo contrario, a veces es mejor ocupar el silencio, aún que hacerlo te rompa el corazón (creo que a eso le llaman inteligencia emocional, seguramente si tuviera este aspecto totalmente desarrollado no escribiría canciones…jeje).
En fin… lo que se ha hecho, ya se hizo y no se puede cambiar. Lo importante es tomar en cuenta esto para hoy y para mañana.

Dany

Archivo AdjuntoTamaño
SHUUUU.JPG20.87 KB