Warning: Creating default object from empty value in /home/clbustos/algodemusica.com/includes/session.inc on line 39

Warning: session_start(): Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/clbustos/algodemusica.com/includes/session.inc:39) in /home/clbustos/algodemusica.com/includes/bootstrap.inc on line 766

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/clbustos/algodemusica.com/includes/session.inc:39) in /home/clbustos/algodemusica.com/includes/bootstrap.inc on line 568

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/clbustos/algodemusica.com/includes/session.inc:39) in /home/clbustos/algodemusica.com/includes/bootstrap.inc on line 569

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/clbustos/algodemusica.com/includes/session.inc:39) in /home/clbustos/algodemusica.com/includes/bootstrap.inc on line 570

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/clbustos/algodemusica.com/includes/session.inc:39) in /home/clbustos/algodemusica.com/includes/bootstrap.inc on line 571

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/clbustos/algodemusica.com/includes/session.inc:39) in /home/clbustos/algodemusica.com/includes/bootstrap.inc on line 572
Daniela Henríquez en Espacio Cero - Un excelente comienzo | Algo de música
Daniela Henríquez en Espacio Cero - Un excelente comienzo

Gracias a una invitación de mi amigo Claudio, hoy tuve la oportunidad de escucharlo tocar en vivo nuevamente en el Espacio Cero de Mall Plaza El Trébol. La última vez fue hace cinco años para un acto de mi Universidad... y se nota que el tiempo no fue desaprovechado.

Sin embargo Claudio no fue la estrella esta vez sino Daniela Henríquez con sus temas, a quien sólo había escuchado antes a través de grabaciones. En el bajo, los acompañó Patricio Ramírez, por lo que estuvieron muy próximos a la formación original de su banda, Claroscuro.

Para ser honesto mis expectativas eran bastante bajas; pero aún cuando los chicos ya no se reunen con regularidad y los temas de Daniela no sean exactamente de mi preferencia, fue una experiencia realmente estupenda. Mientras el sonido estuvo muy bien logrado, con un equilibrio de los instrumentos tan bueno como el desempeño de la vocalista, el fiato que lograba el trío resultó un placer impagable (que de hecho no pagué ;)

Desde luego, quedan asperezas por limar, pero en una perspectiva muy favorable. Revisemos tema a tema:

Ahora descanso
La tonada introductoria haría de un excelente sencillo, alegre, pegajoso y enérgico. La voz de Daniela le daba el ritmo perfecto a la canción y sólo eché de menos un pasaje que la hiciera algo menos monótona. Como una opinión exclusivamente comercial, consideraría cambiar el título (y estribillo) pues "Ahora descanso" no logra transmitir la fuerza del tema. En buen chileno, suena a "pajero".

Espejo
Indiscutiblemente lo mejor de la jornada. Una cuidada producción electrónica que me evocó el estilo 'lounge' tan de moda en Europa y con aciertos instrumentales de todos los integrantes. Pato marcó el carácter de la canción gracias a un bajo fuerte y definido, mientras que Claudio hizo de las suyas ambientando con su guitarra (y pedalera nueva). Por su parte, Daniela cantó en forma brillante (se notaba cómoda), rematando con una pequeña intervención final al teclado. Maravilloso.

Hijo - Pareja
En contraste a 'Espejo', los anónimos temas acústicos que la sucedieron fueron el punto bajo del concierto. Saturados (literalmente) de sentimentalismo, las letras resultaban cursis y en un punto la emoción de Daniela acabó por hacerlas ininteligibles.

Uno no puede dejar de enternecerse por una vocalista que se conmueve hasta perder la voz frente al micrófono evocando a sus seres más queridos, y puede haber sido algo 'perdonable' dado el gran marco de familiares o amigos que había entre la audiencia, pero no debe volver a suceder en instancias más profesionales.

No me malinterpreten: la emoción siempre es bienvenida y hasta las lágrimas pueden ser una linda adición para la sección más sentimental de la jornada, pero no al punto de impedir la ejecución de ambos temas. Desde esa óptica, ambas canciones me parecieron más un 'gustito' que se quiso dar Daniela. Bien por ese lado porque la ocasión se lo permitía.

Claudio hizo un muy buen papel acompañando con la guitarra electroacústica y ayudando a Daniela cuando la embargó la emoción, pero debe evitar ser tan violento en los rasgueos... más todavía cuando toca una canción dedicada a un bebé.

Papeles Manchados
El tema final lo había escuchado anteriormente y esta interpretación hizo que abandonara mis reticencias. Pasó de ser una canción que no me agradaba a una mucho más accesible, enérgica y con posibilidades de transformarse (más aún) en un clásico de la formación. Sin duda debe ir en el primer disco ;)

Para finalizar, en el bis se repitió "Ahora descanso", lo que me pareció un desacierto ya que el público (y yo) quería "otra"... no lo mismo. Incluso una improvisación o un cover se habrían agradecido, pero será en la siguiente ocasión.

Resumiendo, creo que tanto Daniela como los chicos van muy bien encaminados. Si mantienen el trabajo a nivel de producción, Daniela sigue esforzándose en fortalecer su canto (y mejorar su desplante escénico, por cierto... no puede volver a presentarse como "soy una niña compositora de Conce") y complementan mejor sus talentos en el arreglo de los temas, estoy seguro que les espera un muy buen futuro.

¡Felicitaciones!

Imagen de usuario

sobre el concierto

Como participé en muchas fases de la preparación para esa tocata que no solamente era un concierto, sino que una vuelta a los escenarios después de mucho tiempo para Daniela, Claudio y para Patricio, que desde hace mucho no tocaba tengo una posición privilegiada para opinar.

Sobre los temas, fueron elegidos los que mejor serian presentados con la formación, o sea, los que no se debilitarían demasiado por la falta de un baterista. Aún que el Cover de Muchacha Ojos de Papel y Pequeña Luz serían bien venidos. Ahora Descanso ya es un tema consolidado entre los seguidores de Daniela, tal vez no como Papeles Manchados, pero si el segundo en orden. No estoy de acuerdo con el comentario de Francotirador con relación a la letra y titulo pues hay artistas, tal vez no los que más venden pero seguro los más sólidos, que consideran sus temas como hijos, en que no cambiarían nada después del parto, talvez la ropa pero nunca su nombre o parte del cuerpo. El arreglo de Espejo fue un ejemplo de cómo la necesidad puede generar buenos frutos, ya que fue cambiado justamente para reponer la falta de un baterista. El mejor en la presentación en mi opinión. Los dos temas acústicos fueron perjudicados por la emoción, poseen letras buenas, principalmente en la canción Hijo, aún que necesita ser escuchado más de una vez para entender lo que dice y lo que quiere transmitir. Aún que para esa presentación en especial puede ser entendida pero no repetida la perdida de la voz en la ejecución de las canciones.
En el “Bis” el grupo fue sorprendido, y eso no debería ocurrir, es una lección para que estén preparados para esas eventualidades. El cover de Muchacha ojos de papel rellenaría bien ese espacio, y seria fácilmente tocado con guitarra y voz. No fue así, pero para la otra….

El sistema sonido del local tuvo muchas fallas, en algunas canciones presentó problemas en el lado izquierdo, donde no se pudo distinguir si eran los parlantes o los cables que transmitían ese ruido molestoso en los tonos altos también bajo volumen en los retornos, además de algunos espacios donde los instrumentos no sonaban. También los muchachos fueron perjudicados por todo el sistema estar preparado para la Banda principal, comprensible ya que estaban solamente taloneando. En un concierto solo o con más tiempo de prueba y con un poco más de buena voluntad por parte de los sonidistas se resolvería.

Sobre la presentación total del grupo, en mi opinión, fue un éxito, comprobó el crecimiento artístico de Daniela Henríquez en cuanto a voz y madurez frente al publico, la solidez de Patricio Ramírez, que vuelvo a repetir, tubo poco tiempo para retomar años de lejanía con su instrumento, y la capacidad técnica de Claudio, en los aspectos de músico, productor musical y sonidista a la vez. Un show memorable y una vuelta a los escenarios que me sorprendió. Tienen todo para crecer y alcanzar nuevos horizontes.