Warning: Creating default object from empty value in /home/clbustos/algodemusica.com/includes/session.inc on line 39

Warning: session_start(): Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/clbustos/algodemusica.com/includes/session.inc:39) in /home/clbustos/algodemusica.com/includes/bootstrap.inc on line 766

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/clbustos/algodemusica.com/includes/session.inc:39) in /home/clbustos/algodemusica.com/includes/bootstrap.inc on line 568

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/clbustos/algodemusica.com/includes/session.inc:39) in /home/clbustos/algodemusica.com/includes/bootstrap.inc on line 569

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/clbustos/algodemusica.com/includes/session.inc:39) in /home/clbustos/algodemusica.com/includes/bootstrap.inc on line 570

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/clbustos/algodemusica.com/includes/session.inc:39) in /home/clbustos/algodemusica.com/includes/bootstrap.inc on line 571

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/clbustos/algodemusica.com/includes/session.inc:39) in /home/clbustos/algodemusica.com/includes/bootstrap.inc on line 572
Reseña de discos, Reseña de concierto | Algo de música
Reseña de discos, Reseña de concierto

Reseña

Respondiendo a nuestra invitación de reseñar discos de bandas independientes, el primero en saltar fue José Daniel, o Judas.

El disco se llama "Complejo de Hamlet" y lo pueden descargar en Jamendo. ¿Preparados? ¡Aquí vamos!

  • Carátula: Minimalista, pero efectiva. Le quitaria el logo de CC, para que no estorbara.
  • Producción: Buena, para una maqueta. La mezcla es equilibrada y suena todo bastante limpio. El hecho de que la música sea mayoritariamente electrónica ayuda bastante
  • Interpretación: La música se basa en programaciones y en el uso de guitarras. Las baterías electrónicas suenan demasiado mecánicas para mi gusto. Los bajos, si bien programados, en algunos temas suenan bastante naturales; tiene el típico defecto de los bajos programados, que es llenar con demasiada melodías. Las melodías de sinte son adecuadas. Lo que más me gusto fue el uso de las guitarras, tanto en la forma de tocar como en los efectos, aunque la grabación por consola le resta onda.
  • Voz: Pasable. Existen problemas de respiración, modulación y afinación, pero con entrenamiento podría sacársele partido. Al castellano: no es caso perdido.
  • Temas: El estilo de la mayoría de los temas es rock-pop melódico, muy americano; en ciertos temas, se nota bastante la influencia de Lucybell("Humedad"), Los Tres ("Destruye me") o Coldplay("Sin Alarmas"). La mayoría de los temas tienen un buen desarrollo, uso de las dinámicas e interesantes melodías, aunque no hay nada muy arriesgado o experimental. Extraño un enfoque más duro, con batería y bajo real, que haría sonar mucho mejor los temas más rockeros. De todos modos, temas como "Caer" son lo suficientemente buenos como darles una segunda vuelta.

En conclusión, un buen disco, con ciertas falencias que en el mediano plazo podrían ser subsanadas. Como decía un franchute en Jamendo, hay que buscar un sonido propio; hay asomos de él, pero todavía falta un tanto.

El grupo La oreja de Van Gogh es una agrupación pop española, que edita el 1998 su primer álbum "Dile al Sol". A este se han sumado otros 3 discos, "El viaje de Copperpot", "Lo que te conté mientras te hacías la dormida" y "Guapa", disco recientemente editado y del cual la gira actual hace promoción.
El concierto se realizó en el Gimnasio Municipal de Concepción. Había lleno completo, siendo el público mayoritariamente femenino y adolescente, muy animoso y ansioso.
El espectáculo comenzó a eso de las 19:15. Amaia se ve más menuda, robusta y platinada que en los videos, lo cual no quita que sea una mujer atractiva; como vocalista, no se mueve mucho, pero logra mantener una buena voz a lo largo de todo el evento y está atenta a las reacciones del público. El resto de la banda tien bastate fiato, destacando el tecladista por su energía y el guitarrista por la variedad de timbres que utiliza (ebow, feedback, arpegios suaves y dirtosiones rockeras); en general, me da la impresión que están subitilizados, debiendo restringirse a las convenciones del género.
La escenografía, hasta la mitad del concierto, se basó en el uso de luces. En ese momento se activó la pantalla de píxels que tenían a sus espaldas, lo cual fue una grata sorpresa. Destacó el uso de dibujos tipo Meegos para uno de sus temas y la sincronización entre las imágenes y la música, especialmente en aquellos que utilizaban bases programadas. En los últimos tres temas, la pantalla comenzó a mostrar imágenes del concierto tomadas por dos cámaras que estaban a la base del escenario, dándole aún más realce a la experiencia. No sé si estaba planteado desde un inicio que las imágenes fuesen utilizadas así, pero me hubiera gustado que se usaran todos los recursos desde un comienzo.
El sonido en el gimnasio no es muy bueno, siendo difícil entender las letras si no se les conoce de antes. Además, como es costumbre en los conciertos, la mezcla partió mal, escuchándose apenas las guitarras y el teclado. Con el paso de los temas, la guitarra fue adquiriendo cada vez más claridad, así como algunas partes del teclado.
En cuanto a la relación con el público, LODVG es un grupo un tanto frío. No ocuparon o agradecieron, como he visto en otras bandas, los aplausos y gritos espontáneos del público. La única que prestaba atención a estas expresiones era Amaia, quien dejaba cantar algunas secciones a la audiencia, siendo muy agradable escuchar como el público le hacía los coros a la vocalista.
El ritmo del espectáculo fue bueno, aunque la gran cantidad de temas lentos del repertorio me hizo bostezar en un par de ocasiones. Para el final quedaron todos los temas rápidos y conocidos del grupo, así que la cosa se animó bastante a la hora de los 3 bises.
En resumen, un entretenido concierto, con buen uso de recursos de luz e imágenes.

El último disco de Genesis "Platinum Collection", es una recopilación de 40 temas, ordenados de forma inversa en lo cronológico, que resume la carrera del otrora progy grupo inglés hasta sus últimos momentos poppy, en los 90.
Dejando de lado la selección de temas y lo apropiado de la reserva cronológica, quiero entregar algunos comentarios sobre la remezcla de los temas antiguos por Nick Davis. En términos generales, se nota un interés por limpiar el sonido, dándole más definición a los instrumentos, para lograr el efecto "oh, no me había dado cuenta que había un XXX aquí". Creo que eso se logra bastante, especialmente en las percusiones secundarias como maracas y panderos, así como en las líneas de guitarra. Posiblemente, uso una buena cantidad de compresión de tipo digital, con rápidos tiempos de ataque, así como eq en el área de los 1K, para lograr esa mayor presencia.
Lo que no me gusto es el tratamiento a las baterías en general. A Davis se le anduvo pasando mucho la mano con la compresión y con la reverb. Si bien no he escuchado todo, donde más lo he notado hasta ahora es en Cinema Show. Si pueden, escuchen entre 6:30 y 7:30, donde queda casi sola la batería con el solo de teclado. La gracia de esa sección es que la batería es tocada rápidamente, pero con mucha delicadeza. En la nueva versión, se pierde toda la sutileza, sonando en todo momento la batería como si fuera tocada con toda potencia. Al momento de hacer el forte, la compresión de los tambores es muy grande, dándome la impresión que puse el ratio a 1:4.
Un tema que sufre particularmente es In That Quiet Earth. Es un gran instrumental, donde destaca la guitarra de Hackett. En la versión remasterizada, la batería está tan fuerte y comprimida que apenas se escucha la guitarra arpegiada del inicio y el bajo se pierde entre los golpes del bombo. La única sección que gana un poco de onda es el solo de teclado a la altura de los 3 minutos, por lo marcado del ritmo.
En definitiva, una buena idea, empañada por la maldita manía de hacer sonar lo más fuerte posible el CD a punta de compresión y limitación. En los grupos de música que leo, cada vez más se piden versiones de los discos sin remasterizar, directas del vinilo; en esa época, estaban obligados a mantener la dinámica lo más pareja para impedir que la aguja saltara demasiado.

Pensaba escribir esto más tarde, pero es probable que se me olviden muchas cosas, así que aprovecho de escribir teniendo todo fresco en la memoria.

La espera

Llegamos con mi novia a las 14:30, a la hora de abertura de las puertas. La cola fue bastante corta y el trámite de entrada bastante expedíto, así que en menos de 30 minutos estábamos dentro del estadio, en la gloriosa galucha. La gente fue llegando de a poco, hasta que a eso de las 19:00 estaba todo nuestro sector repleto.
Como siempre esperar a que empiecen los conciertos es una lata, mucha gente llevo libros y, cosa extraña, otros tantos jugaban carioca. Otra diversión, ya a eso de las 17:00, fue leer los mensajes de texto que mandaban los ociosos por sus celulares, los cuales aparecían en una pantalla que estaba al costado derecho del escenario. Algunos de los mejores chistes contextuales fueron el de "Pagué 30.000 para andar viendo mensajes huevones", "Y tu hermana", "Busquen a Wally" y su compañero "Estoy perdido. Wally".

Como dos veces amenazó lluvia, pero no pasó nada.

Franz Ferdinand

Los teloneros, los Ferdinand, partieron puntualmente a las 20:00 y tocaron unos 45 minutos. Debo reconocer que aparte de "Do you want to", no cachaba nada de ellos, así que nos sorprendieron gratamente a mí y a mi novia. Levantaron el ánimo de toda la Quint... el Estadio y hasta me dieron ganas de bajar alguno de sus temas. Punto para ellos.

El concierto de U2

El concierto de U2 partió como a las 21:30, cuando todos estábamos medios chatos de esperar tras los Ferdinand. Lo primero que debo decir es que fue muy emocionante ver a U2 en vivo. Si bien estaba en galucha y vi todo de lejos, lloré a mares por lo menos unas 3 veces, lo cual atribuyo a la impronta adolescente que dejó en mi el Achtung Baby y las miles de tocata de colegio con canciones de U2. Si mi memoria no me falla, los momentos de debilidad fueron:

  • Until the end of the world: siempre quise ver el ZOO TV en vivo, así que cuando vi los números en la pantalla y a Bono deslizandose por el escenario "a lo mosca", hasta ahí llegué.
  • Pride: They took away your life, but can't take away your pride.
  • One: ¿Alguna explicación?
  • Sometimes you can't make it for your own: es preciosa en vivo. Especialmente el puente, que en estudio suena extraño, pero en vivo adquiere todo su sentido. Algo similar a cuando vi "Please" en vivo en la TV.

Ya que he nombrado varios temas, trataré de hacer el listado, más o menos en el orden en que tocaron. Si me equivoco, corríganme hasta que tengamos el listado perfecto.

  • City of blinding lights: muy buena entrada al concierto. Es para quedar ciego con las luces de la pantalla principal
  • Vertigo
  • Elevation
  • Beautiful Day
  • New Year's Day
  • Until the End of the World
  • Sometimes you can't make it on your own
  • Miss Sarajevo: Notable cuando hizo la parte de Pavarotti
  • Sunday Bloody Sunday
  • Bullet the Blue sky
  • Running to Stand Still
  • Pride (in the name of love)
  • Where the street have no name
  • One
  • Intermedio
  • Zoo Station
  • The fly
  • Misteryous Ways: agarró a un par de minas a que bailaran
  • With or without you: y aquí las minas se quedaron para que siguieran babeando
  • Intermedio
  • Mothers of the Dissapeared: esta la tocó The Edge en el charango que el presi Lagos le regaló a Bono
  • Yahweh
  • All I want is you

Con mi novia quedamos destruidos. No porque anduvieramos haciendo maldades antes o después, sino porque la espera y la cantada-bailada-gritada deja muerto a cualquiera.
Muy bien invertida la plata y la espera. Los que puedan verlos en el resto de la gira, aprovechen, que Bono todavía canta como se debe.

Este disco, grabado en el año 2002, es el último que alcanzó a grabar el famoso cantante de country, apólogo de reos y hombre de negro, Johhny Cash.
Si bien varios de los temas son covers y los arreglos son muy simples, es uno de los discos más poderosos que he escuchado. Llegué a él por "Hurt", un cover de Nine Inch Nails, temiendo que el resto de los temas no le hiciera el peso. El problema es que sí le hacen justicia. No puedo evitar sentir un terrible melancolía mientras escucho los temas que hablan sobre el día del juicio y la muerte en la muy especial voz de barítono de Cash. Se los recomiendo absolutamente.

Soy un viejo chico, debo reconocerlo. Aparte de tener casi por principio no escuchar nada que no tenga 5 años de antiguedad, por lo menos (me caí con Coldplay, lo reconozco), me emociono como quinceañero al cantar las canciones de, en este caso, nuestro viejo John Lennon.
Escuchando el Double Fantasy, me doy cuenta hasta que punto tengo a los Beatles y al nasal Lennon en la sangre. Recuerdo que la primera vez que aprecie "Beautiful Boy" fue en una película de esas bien lloronas donde trabajaba Richard Dreyfuss. Allí, se la cantaba con señas a su hijo sordo. La frase "Life is what happens to you while you're busy making other plans" es ya famosa y, lo peor, es verdad.
Otra canción muy linda es "Watching the Wheels". Me gusta mucho la forma en la cual explica el porque se retiro durante tanto tiempo: sólo para mirar las ruedas girar, saliendo del carrusel.
Woman es también un clásico, y no hay nada más conmovedor que escuchar como se declara un niño en manos de su amor. Lástima que fuese Yoko :P
Sobre las canciones de Yoko, paso. Las trato de escuchar, pero escucho su voz y la urgencia me hace correr al CD a pasar al siguiente tema. Nada personal, mi estimada.
Un disco absolutamente recomendable, no hay duda.



Desde que tengo unos 14 años que soy un respetuoso seguidor de Deep Purple. Ok, tienen letras un tanto tontas a veces, pero sus solos de 20 minutos me aburren mucho menos que los de Led Zeppelin y es siempre una sorpresa escuchar como alguien puede gritar tan bien como Ian Gillian.

Ahora último, he tenido la oportunidad de escuchar 3 de los 4 últimos discos de Deep. La Mark VII, igual a la II, cuenta con Steve Morse en vez de Blackmore en la guitarra. Los discos Purpendicular y Abandon son realmente buenos. En un estilo mucho más relajado que en sus primeros días, pueden lograr rockear de manera increíble, pero lo que más aprecio son los temas lentos, como Sometimes I feel like screaming de Purpendicular o Fingers to the bone de Abandon. Si bien me quedo con Blackmore para los temas rápidos, Morse tiene una sensibilidad más refinada para las baladas.

De este año es Rapture of the Deep, con Don Airey en el lugar de Jon Lord y el viejo Morse en lugar de Blackmore. Con horror debo admitir que no extraño al viejo Lord, aunque sigo extrañando a Blackmore. De todas maneras, es un muy buen disco, aunque un tanto menos vivo que los discos de los 90. Destaca Clearly Quite Absurd.

Una cosa es clara, como leí por allí: que alguien pueda cantar como Ian a los 60 años, es todo un mérito. Y, extrañamente, me suena cada vez más al viejo Ozzy


El sábado fui con mi querido amigo Christian a ver The Musical Box, quienes interpretaban "The Lamb Lies Down on Broadway".
Lo único que puedo decir es: NOTABLE. La interpretación que hacen de los temas de Genesis es, por decir lo menos, perfecta. Cada instrumento, cada nota, cada patch de los sintes, hasta los movimientos de Peter Gabriel reproducidos a la perfección.
Amigos, esto es más que una banda de covers o una imitación. Es una recreación de los mejores momentos de Genesis. Estoy seguro de que ni siquiera los mismos integrantes originales serían capaces de tocar los temas como los tocan estos chicos. Es como ver una obra de teatro de un autor conocido o una opera.
Si alguna vez vienen de nuevo, ¡les garantizo que estaré allí!

En estos momentos estoy escuchando una de las cosas más raras del último tiempo: el tercer albúm de Peter Gabriel en alemán. Lo interesante es que hay varios cambios en las canciones, algunos leves otros más grandes.
Muy interesante!

Distribuir contenido